Tag - protección

¿Cómo evitar que se sulfaten las baterías?

¿Cómo evitar que se sulfaten las baterías?

Es posible que con el tiempo las baterías de plomo puedan llegar a sulfatarse a consecuencia de la reacción del ácido sulfúrico con el metal. Si bien gamas como las de las baterías OPzS tienen una vida útil que puede llegar hasta los 15 años un buen mantenimiento será vital para alargarla al máximo.

Para impedir que las baterías lleguen a sulfatar debemos seguir ciertas recomendaciones para evitar los factores que provocan tal reacción.

  • Evitar que un nivel bajo del electrolito.
  • Recargar la batería a plena carga de forma periódica.
  • Evitar el calentamiento excesivo.
  • Ajustar los terminales correctamente y asegurarse que hacen un correcto contacto.
  • No rellenar los vasos de la batería en exceso para evitar que el electrolito se derrame fuera de la batería.
  • Proteger los terminales con el material adecuado.

¿Debo cambiar la batería tras la sulfatación?

Después de que se haya sulfatado una batería no es necesario su cambio. Aunque esta puede haber afectado a la vida útil seguirá en funcionamiento, aunque será necesaria una limpieza de la misma.

¿Cómo limpiar la sulfatación de la batería?

Antes de manipular las baterías deberemos seguir algunos consejos de seguridad. Será necesario el uso de guantes y gafas protectoras para evitar cualquier daño debido al ácido sulfúrico que contienen las baterías.

Primero debemos asegurarnos que los tapones de cada vaso o celda de la parte superior están bien cerrados para evitar que el electrolito se derrame por el exterior.

Continuaremos repasando la batería con un pincel de cerdas no metálicas para limpiar los rastros de sulfato y así poder ver los terminales. De esta manera se podrá observar el estado de corrosión de los terminales, si estos se encuentran muy dañados habrá que sustituirlos por otros nuevos.

Si por el contrario los terminales no se encuentran muy dañados habrá que realizar una limpieza en profundidad. Lo primero que habrá que hacer es desconectar la batería y eliminar la suciedad con un estropajo. Para los terminales habrá que usar un cepillo de cerdas metálicas.

Pasamos un paño impregnado en una solución (125 gramos de carbonato de sodio o bicarbonato de sodio disueltos en 1 litro de agua) por toda la superficie de la batería para que quede completamente limpia, a continuación lo secaremos con un paño limpio o papel absorbente.

Es importante tener en cuenta que no debemos usar ningún objeto metálico que pudiera producir un cortocircuito entre los bornes de la batería.

Cuando la batería esté limpia y seca se podrán conectar los terminales a la misma. Finalmente sería recomendable la colocación de unos protectores a los bornes.

¿Cómo evitar que se sulfaten las baterías?
Leer más...