Tag - consejos

Producir energía solar en invierno

En una instalación fotovoltaica los meses de máximo rendimiento son los de primavera y verano, cuando los días de sol son más numerosos que en el resto del año. Al contrario de lo que se pueda creer, durante otoño e invierno se puede conseguir generar una cantidad considerable de energía solar.  El rendimiento del sistema dependerá de tres factores a tener en cuenta:

Ubicación de la instalación

Las inclemencias meteorológicas del lugar dónde se encuentran la instalación es uno de los factores más determinantes para elegir el lugar más óptimo de la planta.

Hay que decidir entonces si la orientación se optimizará solamente para el verano o si se tendrá en cuenta todas las estaciones del año. Hay que tener en cuenta que los mayores niveles de rendimiento se logran cuando la radiación solar incide en el panel fotovoltaico verticalmente y que la posición del sol variará según el momento del año y del día.

Cuanto más frío mayor rendimiento de los módulos fotovoltaicos

El rendimiento de los módulos fotovoltaicos disminuye con el aumento de las temperaturas. Por cada grado de aumento se disminuye aproximadamente entre el 0,35 y el 0,45 por ciento del rendimiento. Esta es la razón por la que en los días de primavera cuando el sol está bajo podemos conseguir mayores cantidades de energía que en los días más calurosos de verano.

En los lugares más elevados, este efecto puede llegar a ocurrir en invierno puesto que el aire es más fino y por lo tanto la radiación ultravioleta penetra más intensamente.

Nieve en los módulos

La instalación fotovoltaica está equipada para poder resistir perfectamente la nieve. Los módulos fotovoltaicos comunes pueden aguantar una presión entre dos mil cuatrocientos pascales, el equivalente a 240 kilogramos por metro cuadrado, y los ocho mil pascales.

Cuando los techos están inclinados en un ángulo de alineación entre 30 a 35º la nieve se desliza rápidamente por ella misma. Proceso que se ve acelerado debido al calor que se genera en el momento en el que una pequeña parte del panel queda expuesta. Por el contrario los techos son planos hay que tener cuidado con la capacidad de carga cuando hay fuertes nevadas y no poner en peligro el equilibrio estático.

La luz difusa puede alcanzar y provocar que la corriente fluya aunque haya nieve en los módulos.

Leer más...